Recomendaciones de la AEPD para minimizar el seguimiento durante tu navegación por Internet

  • Equipo de Easy Telecom Law
  • 13 noviembre, 2020

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó recientemente, una Nota Técnica muy interesante, contentiva de tips o recomendaciones a tener en cuenta para minimizar el riesgo de nuestra privacidad mientras navegamos online, dicha nota está dirigida a usuarios con conocimientos tanto medios como avanzados del uso de internet.

¿Qué sucede cuando navegamos por Internet?

Cuando navegamos por Internet estamos expuestos a ciertas prácticas que afectan directamente a nuestra privacidad, como lo son el seguimiento de la actividad de navegación al visitar diferentes páginas webs. Este seguimiento normalmente se realiza a través de las famosas “cookies”, que no son más que ficheros que se descargan para almacenar y recuperar información, no solo en tu ordenador si no en cualquier otro equipo terminal como tus teléfonos móviles o tablets, cuyo principal objetivo es la elaboración de perfiles para ofrecerte publicidad ajustadas a tus características e intereses, recopilando a su vez información estadísticas de acceso a los servicios webs, que dependiendo de la forma que se utilicen pueden utilizarse para reconocer al usuario.

Pero, ¿sólo a través de las cookies pueden hacerme seguimiento a través de mi navegación en Internet?

No, además de las cookies existen otros métodos o técnicas para conseguir este propósito como las que se basan en identificadores únicos de publicidad o las implementadas mediante obtención de la huella digital del dispositivo. Puedes hacer clic en el siguiente enlace para más información sobre la primera técnica, o en este https://www.aepd.es/media/notas-tecnicas/nota-tecnica-android-advertising-id.pdf, para obtener más detalle de la segunda.

De igual manera, los logs (registros de actividad) de los servidores, pueden efectuar el referido seguimiento mediante la correlación de la información almacenada en diversos sitios webs. Asimismo, es posible el seguimiento de la actividad del usuario cuando para iniciar sesión en una web o en una aplicación concreta se utiliza la cuenta de Facebook, Google u otros perfiles de redes sociales. Es importante destacar, que estas técnicas de seguimiento de usuarios no son sólo para los navegadores que utilizan los ordenadores personales, los móviles, tablets y otros dispositivos inteligentes, como las Smart TV, también utilizan identificadores únicos de publicidad.

Por último, pero menos importante, se debe tener en cuenta otro elemento, y es que los navegadores web y los dispositivos también permiten iniciar sesión con una cuenta de correo electrónico, con lo cual, al mantener la sesión de usuario iniciada, el historial de navegación puede estar siendo enviado automáticamente al proveedor de ese servicio.

¿Qué podemos hacer para minimizar los riesgos de nuestra privacidad cuando usamos Internet?

Es importante que conozcas, que cuando visitas una página web no solo accedes a ese único sitio, sino que al mismo tiempo nuestra información es redirigida a múltiples servidores de terceros, que por lo general ofrecen al sitio web principal el servicio de publicidad y análisis para el seguimiento de la actividad de cada usuario. Por tal motivo, la mayoría de las técnicas que se utilizan para mejorar el control del seguimiento del usuario en Internet se basan en la posibilidad de minimizar la instalación de cookies de terceros, o evitar directamente, que se acceda a esos sitios de terceros. A continuación, algunos tips o recomendaciones contenidas en la infografía publicada por la AEPD para minimizar el seguimiento de nuestra actividad al utilizar Internet:

Si quieres ampliar el contenido de esta información visita el siguiente enlace: https://www.aepd.es/es/prensa-y-comunicacion/notas-de-prensa/aepd-publica-recomendaciones-privacidad-navagacion

Se actualiza la Guía sobre el uso de cookies de la AEPD de conformidad con las directrices del Comité Europeo de Protección de Datos

  • Equipo de Easy Telecom Law
  • 28 octubre, 2020

El Comité Europeo de Protección de Datos (CEPD) creado bajo el amparo del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que sustituyó al Grupo de Trabajo del Artículo 29, el pasado 04 de mayo de 2020 adoptó en sus Directrices 05/2020 aclaraciones respecto a la condicionalidad del consentimiento y el consentimiento inequívoco de conformidad con el referido reglamento, motivo por el cual la AEPD actualizó el contenido de su “Guía sobre el uso de cookies”, que conlleva a que los prestadores de servicios de la sociedad de la información modifiquen sus políticas de cookies e introduzcan herramientas de gestión de las mismas, antes del 31 de octubre de 2020.

La AEPD indica que lo que pretende con la actualización y las soluciones propuestas en dicha guía, es orientar sobre cómo cumplir con las obligaciones previstas en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), de acuerdo con lo establecido en el RGPD y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD). El referido artículo 22 relativo a los “Derechos de los destinatarios de servicios” prevé en su apartado segundo lo siguiente:

“2. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. (…).” (Subrayado nuestro).

Lo anterior, será de aplicación a cualquier dispositivo de almacenamiento y recuperación de datos (cookies y/o tecnología similar de almacenamiento y recuperación de información), en cualquier equipo terminal de los destinatarios, siendo destinatarios según la LSSICE “toda persona física o jurídica que utiliza, sea o no por motivos profesionales, un servicio de la sociedad de la información” (internet). Con lo cual, sí se utilizan cookies que efectúan tratamiento de datos personales, los responsables de tal tratamiento, es decir, los prestadores del servicio (titulares de páginas web, plataformas y aplicaciones), deberán asegurarse del cumplimiento de las exigencias adicionales previstas por la normativa sobre protección de datos personales (RGPD y LOPDGDD).

En este sentido, las obligaciones legales a cumplir son:

  1. obligación de transparencia, que no es más que el deber de información (claro y completo) que se debe facilitar previamente al usuario sobre la utilización de las cookies y, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos que se almacenen, y
  2. obligación de obtención del consentimiento por parte del usuario, el cual podrá conseguirse mediante fórmulas expresas, como haciendo clic en un apartado que indique “consiento”, “acepto”, u otros términos similares. También podrá obtenerse infiriéndolo de una inequívoca acción realizada por el usuario, en un contexto en que a éste se le haya facilitado información clara y accesible sobre las finalidades de las cookies y de si van a ser utilizadas por el mismo editor y/o por terceros, de forma que quepa entender que el usuario acepta que se instalen cookies de conformidad con lo anterior. En ningún caso, la mera inactividad del usuario implicará la prestación del consentimiento por sí misma, y no podrán utilizarse los denominados “muros de cookies» que no ofrezcan una alternativa a dicho consentimiento.

Es importante destacar, que quedan exceptuadas del cumplimiento de las obligaciones dispuesta en el artículo 22.2 LSSICE, las cookies conocidas como “cookies técnicas”, utilizadas para las finalidades que se detallan a continuación:

• Permitir únicamente la comunicación entre el equipo del usuario y la red.

• Estrictamente prestar un servicio expresamente solicitado por el usuario.

• Cookies de “entrada del usuario”.

• Cookies de autenticación o identificación de usuario (únicamente de sesión).

• Cookies de seguridad del usuario.

• Cookies de sesión de reproductor multimedia.

• Cookies de sesión para equilibrar la carga.

• Cookies de personalización de la interfaz de usuario.

• Determinadas cookies de complemento (plug-in) para intercambiar contenidos sociales.

Por consiguiente, se recomienda una revisión de las cookies utilizadas en la actualidad, a fin de verificar si se cumple o no con las previsiones de la LSSICE, y adicionalmente, en materia de protección. Nuestro despacho posee personal cualificado que puede ayudarte en este sentido. Si quieres ampliar esta información así como sus implicaciones legales, puedes contactarnos a través de sor@easytelecomlaw.com.

INSTALACIÓN DE REDES DE ÚLTIMA GENERACIÓN

  • Equipo de Easy Telecom Law
  • 28 julio, 2020

Los operadores de conformidad con el artículo 45 de la Ley 9/2014 de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones podrán instalar los tramos finales de las redes fijas de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido así como sus recursos asociados en los edificios, fincas y conjuntos inmobiliarios que estén acogidos, o deban acogerse, al régimen de propiedad horizontal o a los edificios que, en todo o en parte, hayan sido o sean objeto de arrendamiento por plazo superior a un año, salvo los que alberguen una sola vivienda, al objeto de que cualquier copropietario o, en su caso, arrendatario del inmueble pueda hacer uso de dichas redes.

En el caso de edificios en los que no exista una infraestructura común de comunicaciones electrónicas en el interior del edificio o conjunto inmobiliario, o la existente no permita instalar el correspondiente acceso ultrarrápido, la instalación podrá realizarse haciendo uso de los elementos comunes de la edificación. Cuando no sea posible realizar la instalación en el interior de la edificación o finca por razones técnicas o económicas, la instalación podrá realizarse utilizando las fachadas de las edificaciones.

  • Pasos a seguir por los operadores ante las comunidades de propietarios para la instalación de redes de última generación.
  1. El operador que se proponga instalar los tramos finales de red y sus recursos asociados, deberá comunicarlo por escrito a la comunidad de propietarios o, en su caso, al propietario del edificio, junto con un proyecto de la actuación que pretende realizar, antes de iniciar cualquier instalación. Corresponderá al operador acreditar que la comunicación escrita ha sido entregada.
  2. Transcurrido el plazo de un (1) mes desde que la comunicación se produzca sin que el operador hubiera obtenido respuesta, o el plazo de tres (3) meses siguientes a la contestación sin que se haya realizado la instalación de la infraestructura común de comunicaciones electrónicas, el operador estará habilitado para iniciar la instalación de los tramos finales de red y sus recursos asociados, si bien será necesario que el operador indique a la comunidad de propietarios o al propietario el día de inicio de la instalación.
  3. Los operadores serán responsables de cualquier daño que infrinjan en las edificaciones o fincas como consecuencia de las actividades de instalación de las redes.

Este procedimiento no será aplicable al operador que se proponga instalar los tramos finales de red fija de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido y sus recursos asociados en un edificio o conjunto inmobiliario en el que otro operador haya iniciado o instalado tramos finales de dichas redes; o en aquellos casos en los que se trate de un tramo para dar continuidad a una instalación que sea necesaria para proporcionar acceso a dichas redes en edificios o fincas colindantes o cercanas y no exista otra alternativa económicamente eficiente y técnicamente viable.

Para ello, deberá existir una comunicación previa mínima de un (1) mes de antelación del operador a la comunidad de propietarios o al propietario junto con una descripción de la actuación que pretende realizar, antes de iniciar cualquier instalación. En todo caso, será necesario que el operador indique a la comunidad de propietarios o al propietario el día de inicio de la instalación.

  • Excepciones para la instalación de redes fijas de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido.
  1. La instalación no podrá realizarse si en el plazo de un (1) mes desde que la comunicación se produzca, la comunidad de propietarios o el propietario acredita ante el operador que ninguno de los copropietarios o arrendatarios del edificio está interesado en disponer de las infraestructuras propuestas.
  2. De igual manera no podrá realizarse si la comunidad de propietarios o el propietario afirma que va a realizar, dentro de los tres (3) meses siguientes a la contestación, la instalación de una infraestructura común de comunicaciones electrónicas en el interior del edificio o la adaptación de la previamente existente que permitan dicho acceso ultrarrápido.

Por otra parte, se deberá respetar las Condiciones Generales de las Fachadas, Ornato y Estética urbana sin incluir nunca elementos que pudieran deteriorar o desvirtuar la imagen de la edificación, sin perjuicio de las restricciones y condiciones que imponga la legislación vigente para las áreas y elementos protegidos, que puedan establecer y regular de forma específica otras condiciones para edificios de interés, como lo es, lo contemplado en el desarrollo Plan General de Ordenación Urbanística de Zaragoza, artículos 2.5 y siguientes.

  • Actuaciones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo en cuanto a la instalación de recursos asociados a las redes fijas de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido.

Por orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo se determinarán los aspectos técnicos que deben cumplir los operadores en la instalación de los recursos asociados a las redes fijas de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido así como la obra civil asociada a los mismos, con el objetivo de reducir molestias y cargas a los ciudadanos, optimizar la instalación de las redes y facilitar el despliegue de las redes por los distintos operadores.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo podrá imponer a los operadores y a los propietarios de los correspondientes recursos asociados, previo trámite de información pública, obligaciones objetivas, transparentes, proporcionadas y no discriminatorias relativas a la utilización compartida de los tramos finales de las redes de acceso, incluyendo los que discurran por el interior de las edificaciones y conjuntos inmobiliarios, o hasta el primer punto de concentración o distribución ubicado en su exterior, cuando la duplicación de esta infraestructura sea económicamente ineficiente o físicamente inviable.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo creará y mantendrá un inventario centralizado y actualizado de todos aquellos edificios o conjuntos inmobiliarios que disponen de infraestructuras comunes de telecomunicaciones instaladas. Dicho inventario está a disposición de los operadores.

  • En caso de que el despliegue de redes fijas de comunicaciones electrónicas de acceso ultrarrápido sea necesario pasar por el interior de edificio.

El Real Decreto Ley 1/1998, de 27 de febrero, establece que es obligatorio la instalación de la infraestructura cuando el número de antenas instaladas, individuales o colectivas para la prestación de servicios, sea superior a un tercio del número de viviendas y locales. En este caso, aquéllas serán sustituidas en el plazo de seis (6) meses, dicho plazo se computará desde el día en que se produzca tal circunstancia.

En relación a este tema, la nueva Ley General de Telecomunicaciones introduce disposiciones que afectan a la instalación de infraestructuras comunes en los edificios. Así, la Disposición Adicional Undécima mantiene expresamente en vigor la normativa aprobada en relación con la instalación de infraestructuras comunes en los edificios, es decir, el RD Ley 1/1998 (arriba indicado), y la Ley de Propiedad Horizontal (en adelante LPH). Esta reciente modificación de la LPH ha tenido por objeto, entre otras cosas, flexibilizar y agilizar la adopción de acuerdos en el seno de las comunidades de propietarios, instaurando la norma de la mayoría (un tercio), en lugar de la unanimidad, en su nuevo artículo el 17.2, para la válida adopción de determinados acuerdos que tienen por objeto el establecimiento de determinados servicios, entre ellos el de instalación de las infraestructuras de telecomunicación.

Otra de las novedades es la modificación del artículo 396 CC, que define la propiedad horizontal y los elementos comunes dentro de ésta, incluyendo específicamente entre los mismos «las antenas colectivas y demás instalaciones para los servicios audiovisuales o de telecomunicación”.

Lo que sí ha establecido la nueva Ley de Telecomunicaciones en su Disposición Transitoria Duodécima es la no necesidad de pedir licencia o autorización previa de instalaciones, de funcionamiento, de actividad, de carácter medioambiental u otras de clase similar o análogas; con lo cual ahora podrán presentar declaraciones responsables o, en su caso, comunicaciones previas de cambio de titularidad en los términos previstos en la Ley; es decir, se elimina la necesidad de permisos a la Administración Pública, pero no a la comunidad de vecinos, la cual se rige por la LPH.